Jueves, 01 de Septiembre de 2011 18:31

Los nutriólogos son subestimados por el sector salud

Vota este articulo
(3 votos)
Claudia Hunot, académica del ITESO Claudia Hunot, académica del ITESO Foto: Laura Jiménez

Por Natalia Barragán

La obesidad y el sobrepeso son una "pandemia" tal que se estima que para 2017 su tratamiento podría costar todo el presupuesto de la Secretaría de Salud. A esto se suma que ocho de las diez principales causas de muerte son enfermedades asociadas con los alimentos: problemas cardiovasculares, diabetes, cáncer, entre otras. Pese a esto, los especialistas en nutrición, que son los profesionales capacitados para incidir en políticas públicas en el tema y en un cambio de hábitos en la población, aún son subestimados por las autoridades sanitarias, lamentó la especialista Claudia Hunot, académica del ITESO.

Hoy, dijo, no es suficiente sólo dar información y pedir a la población que haga más actividad física, sino que se requieren políticas públicas que aborden el tema desde todos los ámbitos: físico, biológico, emocional, psicológico y medioambiental. Para esto, agregó, los más capacitados son los profesionales de la nutrición; sin embargo, aún no se les da la importancia que en realidad tienen.

"Hay un problema de nacimiento de la profesión [del nutriólogo]: ha sido aprobada ya por la Secretaría del Trabajo pero todavía no se ha posicionado dentro del organigrama de la Secretaría de Salud, porque implica dinero [...]. Lo que está sucediendo es que no nos están pagando como tal [profesionales], sino como técnicos para dar dietitas", opinó la también encargada del diseño curricular para la nueva Licenciatura en Nutrición y Ciencias de los Alimentos del ITESO.

Para Hunot, este tratamiento a los especialistas de la nutrición también ha influido en que la situación de obesidad se agrave: "Cuando ya tenemos la obesidad encima, ya tenemos al niño o al adulto con las complicaciones, cuando ya tenemos a todos usando el sistema de salud, cargándole la mano [...] ahora sí dicen que ya necesitan nutriólogos".

Este dicho lo respaldan las cifras. De 1980 a la fecha, la prevalencia de obesidad y sobrepeso en México se ha triplicado, en especial en la población adulta: más de 70 por ciento de ésta padecen el problema. En los niños y adolescentes (de 5 a 19 años) la situación no es tan distinta, ya que más de diez millones tienen una masa corporal inadecuada.

"[Los niños y adolescentes] van a ser una generación muy costosa en términos de que se tiene que meterle mucho recurso a tratar de resolver un problema que es muy complicado porque no es un sólo factor así sencillo [...]. Es un problema que no debió llegar a la dimensión que se está suscitando".

Un licenciado en nutrición y ciencias de los alimentos, agregó, no es sólo alguien que ayuda a bajar de peso y da dietas, como se piensa; es un profesional capacitado para establecer qué nutrimentos son necesarios para un individuo o una comunidad, para evaluar el estado nutricional, trabajar a nivel de servicios e investigación con el objetivo de crear nuevos productos e incidir en políticas públicas.

Fuente: ITESO

Ultima modificacion el Jueves, 01 de Septiembre de 2011 20:24
Síguenos